Charla

Mi musa

Ella es mi musa.
Ella es quien me inspira a ser mejor cada día.
Ella es con quien debería compararme, pero a veces la olvido, a veces la ignoro.
A veces olvido darle el lugar que merece.
Ella a cambiado mucho, ha tenido muchas facetas y en todas ellas ha aprendido tanto.
Cada vez que quiero rendirme recuerdo esa sonrisa, es muy raro que me veas sonreír, pero ahí, era una sonrisa bastante natural, real, de esa que siente desde las entrañas, la autora de las fotografías, aparte de su talento de capturar las imágenes, tiene el talento de hacer vibrar tus prejuicios y tus miedos, de este modo hacerte fluir.
El envase cambia, pero yo quiero seguir sintiendo esas sensaciones de libertad, de felicidad, de ser yo misma.
Me he entregado bastante seguido a las opiniones, esperando ser aceptada, sin darme cuenta que cada vez que hacía eso, menguaba mi esencia y que cuesta mucho recuperar eso que cedía.
Esa sesión fue un renacimiento de las cenizas, meses anteriores había sido despedida de mi trabajo soñado, me había separado de un grupo de personas que consideraba mi familia y que todos habíamos formado lazos especiales, fui pisoteada por alguien a quien apreciaba tanto diciéndome que sin esa persona yo no significaba nada, 2 años de mi segundo bebe, que quizás había dejado una depresión postparto bastante larga.
Entonces cada vez que me siento rendida, vuelvo a recordar esa sonrisa, porque se que sigo ahí, sigo aquí, luchando, aprendiendo todos los días a amarme y a creer un poco más en mi.
Te escribo con un nudo en la garganta, porque se que sigo aquí y me rebeló a esperar “mejores situaciones” para sentirme yo misma y para recordarte que no estamos solas.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *